Beneficios del Vidrio -

Envases sanos, familias sanas: ¿Qué hace que el vidrio sea una opción saludable?

Kelsey Lambers
 | Estratega de contenido, O-I Glass

Resulta que realmente somos lo que comemos.

¿Sabía que cada semana una persona ingiere hasta una tarjeta de crédito de plástico procedente de la comida, el agua o el aire? Somos lo que comemos, y eso incluye el envasado. Por eso, cuando se trata de nuestra comida y bebida favoritas, tenemos que mirar más allá de la etiqueta.

Independientemente de dónde viva, a menos que cultive toda su dieta desde cero, lo más probable es que dependa a diario de los envases para proteger sus alimentos, bebidas y otros productos y garantizar su longevidad.

¿Por qué necesitamos envases?

El envasado es esencial para ayudar a fabricantes y empresas a preservar la seguridad y calidad de nuestros alimentos y bebidas antes de que lleguen a nuestras mesas. Este envase puede tener distintas formas, tamaños y materiales, en función de cómo deba pasar un artículo por la cadena de suministro, qué tipo de información deba transmitir a los consumidores y cómo quiera presentarse la marca para destacar en los lineales.

Los materiales utilizados, conocidos como «materiales en contacto con alimentos» (a veces abreviados como FCM), ayudan a mantener los estándares de alimentos y bebidas y a salvaguardar la salud pública. Cuando hablamos de «materiales en contacto con alimentos», nos referimos a la capa que entra en contacto directo con el propio alimento o bebida.

Descubra en qué consiste su comida

Hasta aquí, todo sencillo, ¿verdad? Pues bien, una investigación reciente de Critical Reviews in Food Science and Nutrition ha descubierto que cerca de 3.000 sustancias químicas podrían filtrarse de determinados materiales de envasado de alimentos a los propios alimentos, lo que hace muy probable la exposición humana a estas sustancias químicas. Otros estudios han detectado incluso sustancias nocivas, como microplásticos, en la sangre humana o la leche materna.

¿Lo que da miedo? La mayoría de estas sustancias químicas – el 65%, para ser exactos – no han sido registradas hasta la fecha en ninguna lista reglamentaria o industrial. Y de las miles de sustancias químicas detectadas que podrían filtrarse a los alimentos, más de dos tercios se identificaron en plásticos.

¿Desea saber más sobre los envases para comparar más fácilmente las distintas opciones? En Tarjeta de puntuación para entender el envasado (UP) es una herramienta web gratuita y fácil de usar para evaluar el impacto en la salud humana y medioambiental de los envases y utensilios alimentarios más comunes.

Cómo mantener los alimentos libres de sustancias químicas

La buena noticia es que la exposición a sustancias químicas no es una conclusión inevitable. Si elige el material de envasado adecuado, puede reducir drásticamente la probabilidad de que usted y su familia consuman sustancias químicas no deseadas.

El mismo estudio de Critical Reviews in Food Science and Nutrition concluyó que el vidrio es uno de los materiales más seguros en contacto con los alimentos en lo que respecta a la detección química, junto con la cerámica, y con bastante diferencia. Gracias a sus propiedades no tóxicas, el vidrio es uno de los materiales de envasado de alimentos más adecuados para proteger la salud de los consumidores y mantener la seguridad de los productos (para un desglose, véase el estudio de Dieter Schrenk de 2014).

Pero, ¿qué tiene el vidrio que lo hace menos propenso a filtrar sustancias químicas en alimentos y bebidas? Vamos a desglosarlo.

El vidrio protege nuestros alimentos

Por un lado, el vidrio no necesita otros ingredientes, productos químicos ni revestimientos de plástico para proteger nuestros alimentos, por lo que mantiene la comida y la bebida frescas durante más tiempo. ¿Se ha fijado alguna vez en que los alimentos que deben conservarse de forma fiable durante largos periodos de tiempo -por ejemplo, mermeladas, encurtidos o miel- suelen venir en tarros de cristal? ¡No es una coincidencia! Lo primero que se aprende en Conservación de alimentos 101 es que el vidrio actúa como barrera natural frente a las altas temperaturas o las bacterias. Por tanto, es el envase ideal para mantener sus alimentos sanos y salubres.

Esto se debe a que la alquimia de los ingredientes naturales que intervienen en la fabricación de los envases de vidrio nos proporciona un material de envasado de una sola capa. Su composición química hace que ni las moléculas más pequeñas puedan atravesar la barrera de cristal y afectar al sabor interior, y del mismo modo, el recipiente de cristal no absorbe ningún producto químico ni contaminante de lo que contiene. Por este motivo, el vidrio es el único envase reconocido como seguro (GRAS) por la FDA estadounidense y la normativa REACH de la UE.

El vidrio sigue siendo sano cuando se recicla

Y el hecho de que el vidrio no contenga productos químicos no es cosa de una sola vez. Es posible que haya oído que el vidrio puede reciclarse infinitas veces, pero ¿sabía que una botella de vidrio reciclada por décima vez es tan saludable como una completamente nueva?

El vidrio es sano por naturaleza

Así es: el vidrio es un material de envasado sano por naturaleza. No sólo está fabricado con ingredientes naturales, sino que también es prácticamente inerte, lo que significa que permanecerá químicamente inactivo sin importar cuántas veces se recicle. En resumen, el vidrio garantiza la circularidad – es decir, la capacidad de vivir una nueva vida después de haber sido desechado – que no se produce a expensas de la salud humana.

Cada vez hay más estudios que demuestran que los envases de vidrio son beneficiosos para la salud. En un momento en el que casi la mitad de nosotros estamos preocupados por la seguridad de los envases de productos alimentarios e higiénicos, casi 8 de cada 10 consideramos que los envases de vidrio son el material idóneo para el futuro, gracias a sus excelentes credenciales en materia de salud, sostenibilidad y estilo de vida (fuente: FEVE/InSites Consulting, 2022). En comparación con otros materiales en contacto con los alimentos, como el plástico, por ejemplo, se confía en que el vidrio nunca suponga un peligro para la salud superior al doble.

Pero aún queda mucho por hacer para correr la voz. Pronto podrá encontrar un nuevo símbolo en muchas de sus marcas de alimentos y bebidas favoritas: el Sello de Cristal. El sello de calidad del vidrio* es un símbolo de comunicación diseñado por los fabricantes de vidrio, que nos recuerda las cualidades de reciclabilidad e inercia del vidrio como material. Cada elemento del Sello de Calidad del Vidrio simboliza el compromiso que asumimos cuando elegimos el vidrio, desde utilizar los recursos de forma más inteligente para un futuro sostenible hasta proteger la salud del planeta y, por supuesto, de sus habitantes.

Así que elija el cristal y guarde sus tarjetas de crédito donde deben estar: en la cartera, y no en la comida. El vidrio es sano por naturaleza, lo que lo convierte en la elección natural para proteger nuestra salud, la de nuestras familias y la del planeta.

Publicado originalmente por FriendsOfGlass

Kelsey Lambers
Kelsey Lambers
Estratega de contenido, O-I Glass
Kelsey Lambers es escritora y estratega de contenido digital con experiencia en la cobertura de noticias para periódicos, transmisiones, radio, plataformas digitales y sociales. Es una amante de la cocina, viajar, descubrir nuevas cervecerías y jugar con sus dos hijos.
Processing...
Thank you! Your subscription has been confirmed. You'll hear from us soon.
ErrorHere